Kanana

Kanana
Sello:
Año: 2017

El ultra hardcore, es un género musical que surge en la década de los ochentas en la ciudad de Medellín. Su nombre es una derivación del Ultra Metal y una contrapropuesta a las sonoridades del punk medallo de la época. Varias bandas han coexistido desde esa época, apareciendo por momentos en la superficie, pero sobre todo realizando conciertos en sus nichos locales, grabando cuando pueden y gestionando conciertos que suelen tener un cartel de hasta 20 bandas por la módica suma de $5.000 (cinco mil pesos oro), valor que sigue anquilosado desde los años 80.

De esta tradición nos llega Kanana, grupo conformado por dos viejos lobos de la escena punk: Mónica Moreno (batería) y David Viola (bajo, guitarra, voz). El material fue publicado en youtube y hasta el momento ha tenido la publicidad que siempre ha tenido este dueto, más conocidos por su agrupación I.R.A. Dicha divulgación responde a dos razones: los adolescentes de espíritu que ahora ocupan puestos importantes en la prensa local, la gestión cultural y demás espacios de mayor difusión pública y privada, y los adolescentes que aún disfrutan con las sonoridades “ruidosas” y aceleradas.

Kanana se presenta como otro grupo más que sólo parece escucharse a sí mismo, buscando en referencias ya más que desgastadas. Un fenómeno que en los años 80 tenía sentido que sucediera por la dificultad que presentaba conseguir discos, revistas u otros medios de aprendizaje musical y sonoro; pero que ahora no lo tiene, más allá de una sobrevaloración del sonido que evidentemente es muy inocente, adolescente y tedioso. En esta dirección, las letras son completamente coherentes con la poca exploración en el ruido, el ritmo y la inexistente disonancia del disco; siendo una serie de canciones de 2 minutos o menos, que pasan por los ya agotados círculos armónicos que puedes escuchar en el paseo de la playa o en la avenida la playa, interpretados incluso con mayor ímpetu por cualquier grupo de jóvenes de cabelleras afiladas, vino de caja y puesto de manillas.

Monica y Viola, siendo ustedes un dueto que anualmente realiza viajes al extranjero, tienen internet y oídos ¿por qué no buscan en otros lugares inspiración a su música? La primera tarea del músico es imitar, la segunda representar, ¿no? Es importante admitir que no estamos solos en el mundo y que tal vez no estamos inventando nada, sólo dejando un pequeño aporte al discurso sonoro contemporáneo, y siento que están ignorando las sonoridades que se están gestando en esos pequeños espacios donde aún se hace música viva, arriesgada y sin pretensiones. Valdría la pena revisar y mirar alrededor un poco.

Kaliman

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *