Agatha I – Valium

Agatha I
Valium
Independiente
2015

El formato de dúo electrónico fue explorado con gran interés en la década de los noventa y Medellín no fue caso omiso a esta tendencia, el cual puede ser bastante útil y pragmático en términos de costos, producción, ensayo y sobre todo exploración musical/sonora. Es el caso de protov, Ghava, Panorama (en su primer disco) y el aún activo Trópico Esmeralda; casi todos estos proyectos se distinguen por tener un sello personal sobre la música electrónica, guardando ciertos coqueteos con el rock, el ruidismo, el ambient, incluso el punk. A su vez, a finales de los noventa surge un proyecto que propone una apropiación del género Trip Hop, ubicándolo dentro de nuestro contexto caribeño y lo nombra trip trop, es el caso de El Colectivo.

Agatha I es un dúo conformado por Viviana Rodriguez y Maria Camila Noreña, influenciado como ellas mencionan, por el trip hop, el rock, el indie y la música alternativa, con un cierto guiño hacia la música local. Ahora bien, no siempre lo que el autor hace notar en sus linderos es lo que demuestra su producto. El primer trabajo publicado en el año 2015, llamado Valium demuestra un interés particular por los “nuevos” timbres, apoyando su experimentación en este elemento, buscando generar una variedad de texturas que apoyen la voz y modifiquen un poco la estructura clásica de canción. Por momentos, esta estrategia logra ser funcional y disimula un poco los incipientes giros melódicos que tienen las canciones, la poca variedad rítmica y el estatismo dinámico; pero al cabo de un tiempo, el bello timbre de la voz de Viviana puede ser un poco frío y su corto dominio del idioma en que canta (inglés) se hace cada vez más notorio.

Agatha necesita desarrollar estrategias de instrumentación diferentes, donde las canciones sean afectadas por la producción, no al revés. El producto compositivo, sobre todo cuando trabajamos con timbres electrónicos, debe ser mirado como una totalidad, los timbres afectan nuestra percepción de las palabras, de los sonidos, de las acciones. Ahora bien, su propuesta en vivo suele estar acompañada de elementos extramusicales: visuales, luces, bailarina, que tratan de apoyar la propuesta, pero ciertamente se nota una cierta desconexión con las estructuras propuestas.

Por muchos años en el Reino Unido palabras como trip hop, downtempo, fueron casi que un insulto, esto se debió a la saturación de propuestas que trataban de llegarle a los talones de grupos que aún siguen siendo los abanderados del género. Agatha solo tiene un par de referentes locales y un camino por descubrir, su propuesta comenzó de un manera interesante y fue asumida con mucho profesionalismo (grabando en El Alto estudio y masterizando en Onda Selecta) pero se quedó corta a nivel de producción, dejando esta tarea a un tercero y no apropiándose de lo que les pertenece.

Actualmente he visto que la agrupación está produciendo un nuevo material y aprovecho para que si deseen,  tomen lo que sirve de acá y el resto o casi todo sea desechado, pues esta es la percepción de un oyente. Su nuevo material parece estar en el tránsito a otra sonoridad y el nuevo sencillo publicado “Baby Go” logra otros lugares dentro de su discurso musical, manteniendo una tensa calma hasta el final de la canción, logrando una bella resolución armónica en un acorde de guitarra sostenido y suspendido en el tiempo. Este tipo de aciertos hacen que esta banda tenga algo que decir, solo falta encontrar la dialéctica necesaria para su sonoridad, y esa es la tarea.

Kaliman

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *