Islas Atlánticas

Islas Atlánticas

Islas Atlánticas

Andrés Gualdrón, Julián Mayorga

Independiente

2019

El término prácticas sonoras, venido de los campos de la sonología, se ha ido abriendo paso dentro del discurso musical. Se refiere a creaciones, o poiesis, que no radican en solo el uso poético del sonido (música), la organización sonora de una topografía (paisaje sonoro), la acción sonora (performance sonoro o acusmática) o simplemente el sonido que algunos compositores del siglo XX nombraron así, sonido, o como diría Stockhausen: klang

Islas Atlánticas es un proyecto que surgió hace ya un tiempo del conjunto de ideas alrededor de la creación sonoro-musical de dos músicos colombianos con gran experticia y discurso: Andrés Gualdrón y Julián Mayorga. En este espacio ya hemos dedicado tiempo a hablar de Mayorga, con Gualdrón aún tenemos la deuda pendiente pues no solamente ha creado los maravillosos Andrés Gualdrón y los Animales Blancos, sino un sin fín de participaciones que ahondan en el terreno alternativo colombiano, la academia y múltiples rizomas de su oficio como percusionista, compositor y crítico musical, lo que le ha permitido ramificar su aporte en el territorio. 

Islas Atlánticas podría ser catalogada como una pieza intermedia donde los textos, las ilustraciones y las artes musicales y sonoras crean una obra completa. El orden de interpretación no está sugerido, nada altera su disfrute. Podemos leer en los textos la etnografía escrita por Mayorga y contemplar sus evocadoras ilustraciones mientras se escuchan las piezas sonoro-musicales, realizadas en gran parte con SuperCollider. Pero la dialéctica entre estos medios es dejada al intérprete final: el público. El cual por demás tiene también la libertad de apreciar la obra en varias instancias: formato digital con descarga de Pdf; o dos vinilos con libros impresos, cosidos, dentro de una bella caja que no solo hace las veces de estuche, sino que son dos placas tectónicas que juntan el material, lo que da una oclusión real a la pieza. 

El material sonoro tiene una fuerte influencia de la música para percusión de John Cage, Olivier Messiaen y Aphex twin. Su tímbrica es mayormente generada por idiófonos que incluyen las voces con un tratamiento rítmico-armónico, parecido a los que hizo Björk en Medúlla y Holly Herndon en Platform. Es un disco que puede escucharse de manera sensual, profunda, intermedia, y que algunas veces supera el experimento de música por computador generada en live coding, ya que se nota el proceso de edición, composición, producción, error, corrección y otras múltiples variables. Esta propuesta fue generada, además, como parte de una residencia artística, lo que le da un valor mayor. Pocas veces he visto resultados de tan alta calidad, propositivos y con tanta sinergia. 

Es encantador que existan proyectos como este, descontextualizados de un territorio, que logren crear nuevos espacios sonoros, y que, además, dejen huella en sus autores. No siento la necesidad de extenderme en el terreno del análisis crítico-estético, prefiero invitarlos a visitar y conocer este universo llamado Islas Atlánticas

Kalimán

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *